viernes, 30 de julio de 2010

AGOSTO, EL CIELO QUE NOS ESPERA

Este mes iniciamos una nueva sección que esperamos sea del agrado de todos nuestros visitantes y que intentaremos seguir mes a mes hasta completar el año.

El mes de Agosto, nos presenta 8 constelaciones que alcanzan su meridiano en el cielo, estas son por orden alfabético, Aquila, Corona Australis, Cygnus, Lyra, Sagitta, Saggittarius, Scutum y Vulpecula y en ellas podremos observar verdaderas maravillas. Esto que a continuación detallamos, es el menú-propuesta para esta ocasión.

Como daría igual empezar por cualquiera de las constelaciones ya que somos aficionados de”estrella fácil “entendiendose con esto que nos gustan todas, vamos a empezar el recorrido por la más musical de todas ellas y que resplandece en el cenit de nuestro cielo.

La pequeña Constelación de Lyra está dominada por la estrella Vega, quinta más luminosa del cielo y su nombre deriva del árabe Waqi, (que cae) y forma el vértice del Triángulo del verano. Nuestro objetivo será ver la estrella Épsilon, una doble-doble, la conocida M57 o nebulosa planetaria llamada del Anillo. M56 cúmulo globular de magnitud 8`3 y NGC 6791 cúmulo abierto de magnitud 9`5, uno de los más grandes y antiguos que existen y que sobrepasa las 10.000 estrellas.

Una vez terminado el paseo por Lyra, al Este de la misma nos encontramos con la Constelación de Cygnus, El Cisne o Cruz del Norte, que tiene como telón de fondo La Vía Láctea en una zona que está dividida en dos por la presencia de grandes nubes de polvo que oscurecen las estrellas del fondo y da lugar al llamado Saco de Carbón o Gran Grieta. Con prismáticos se puede descomponer en nubes de infinitas estrellas.

Empecemos por Albireo, la cabeza del Cisne, estrella doble de colores dorado y azul.

Las clásicas nebulosas de Norteamérica, Pelícano, Velo y Creciente o Media Luna, esta última fotografiada por nuestro compañero Eduardo hace unos días, los cúmulos M29 formado por 50 estrellas de mag. 6`6 y M39 de 30 estrellas y mag. 4`6.

Pero para los espíritus más exigentes están, la nebulosa planetaria NGC 6826 "El ojo que parpadea” o “Nebulosa maldita” llamada así porque al fijarse en su núcleo el halo que la rodea desaparece y la NGC 6946, galaxia espiral en el límite de Cygnus con Cepheus, de magnitud 9,6 y denominada con el curioso nombre de La Galaxia de los Fuegos Artificiales, 8 supernovas se han detectado en ellas.

Cuantas maravillas nos ofrece el elegante Cisne.

Justo al Sur de Albireo, nos aparece la Constelación de Vulpecula, cuyo primitivo nombre fue Vulpecula cum anser, la zorra con el ganso y que con el paso del tiempo se ha quedado solo en La zorra, constelación muy oscura pero que contiene 2 joyas, la M27 Nebulosa de Dumbbell, primera nebulosa planetaria descubierta, también conocida como la Pesa, por su peculiar forma y el asterismo Collinder 339 conocido por el cúmulo de la Percha, que no es tal cúmulo si no una hermosa alineación de 10 estrellas que forman este dibujo.

Siguiendo nuestro periplo, un poco más al Sur se encuentra La constelación de Sagitta, la Flecha, la más pequeña del firmamento que nos ofrece un M71 cúmulo globular de magnitud 8,3 pobre pero compuesto por estrellas gigantes rojas.

Continuamos más hacia el Sur hacia el horizonte y nos aparece la Constelación del Águila, el hogar de la decimosegunda estrella más luminosa de nuestro cielo y es otra de las 3 estrellas que forman el triángulo del verano, su nombre árabe era elnars-el-tair que derivo al actual Altaír que significa el Águila y que le da nombre a toda la constelación, en ella también podemos ver el Cúmulo abierto NGC 6709 compuesto de 40 estrellas, de magnitud 6,7 y la Nebulosa planetaria NGC 6751 formada por el viento estelar provocado por su estrella central, de magnitud 11.9.

Próxima a la cola del Águila, se encuentra la quinta constelación en menor tamaño, Scutum, el Escudo, que al ser atravesada por la Vía Láctea es muy rica en estrellas, a su zona norte se le conoce como Nube Estelar de Scutum, a destacar el conocidísimo cúmulo M11 o NGC 6705 llamado del Pato Salvaje compuesto por mas 500 estrellas y magnitud 5,8

Descendemos un poquito más al Sur y entramos en la Constelación de Sagittarius, Sagitario o popularmente “la Tetera” Impresionante constelación llena de cúmulos y nebulosas, por destacar algunos, los cúmulos clásicos M22 el mejor entre todos, el tercero más brillante del firmamento y que contiene medio millón de estrellas, de magnitud 5,1 y M23 cúmulo abierto con 150 estrellas luminosas. Las nebulosas, M8 de la Laguna, M17 Omega también conocida como la del Cisne o Herradura, M20 Trífida o Tres pétalos, M24 Ventana a la Vía Láctea o nube estelar. Nos pondremos un par de retos y será contemplar NGC 6537 nebulosa planetaria llamada “La Araña Roja” con magnitud de 13 y la Galaxia enana elíptica de Sagitario que al encontrarse en el lado opuesto de nuestro sistema solar en relación al centro galáctico, será objetivo complicado de localizar, aunque tenga magnitud de 4.5.

Y ya rozando el horizonte llegamos a la última constelación Corona Australis, Corona Austral, con dos cúmulos discretos el NGC 6541 de magnitud 6.60 y el NGC 6723 de magnitud 7.3 difícil por encontrarse muy bajo y la contaminación que conlleva.

Observación planetaria:
Mercurio estará muy cerca del Sol y será prácticamente inobservable
Venus: Observable hasta una hora después de la puesta de Sol
Marte: Observable hasta una hora después de la puesta de Sol
Júpiter: Observable durante casi toda la noche
Saturno: Observable hasta dos horas después de la puesta de Sol

Y como punto final, entre los días 11 y 14 se espera mucha actividad de las populares Lágrimas de San Lorenzo o Perseidas, siendo el 12 el máximo de lluvia de estrellas.

Este es nuestra propuesta de viaje. A disfrutarlo


Texto de Paco Tello con la colaboración de Eduardo Fuentesal.

2 comentarios:

Daniel dijo...

Daniel no, Raquel dijo:
"No es porque sea mi padre, pero vaya tela el cambio que ha pegado el blog en los últimos tiempos. Los que no lo conozcáis bien, os queda Paco Tello pa rato, que cuando le da por algo..."

Lumbeer dijo...

Muy buena guía para el verano, Don Paco. Enohrabuena por el empujón que le das al magnífico blog.

Jose Lumbreras