martes, 17 de agosto de 2010

ESQUIVANDO AL MAL TIEMPO

Ya habíamos dado por perdida la observación de agosto, cuando surgió la oportunidad de llevarla a cabo, gracias a la invitación de dos compañeros que tenían alquilada una casa en plena sierra de Aracena, cerquita a Navahermosa, dónde disfrutaban de unas pequeñas vacaciones con su familia y allí que nos presentamos para confirmar una vez más que en esta asociación, aparte de tener la misma afición también nos une una buena amistad y cargado con los teles y con viandas varias, pasamos una tarde-noche de sábado en buena armonía.
Hubo una primera parte dedicada a la “observación de cúmulos y galaxias” tales como cintas de lomos, chuletitas, chorizos, morcilla, tomates ecológicos etc., etc., regadas con una buena “nebulosa” de Ribera del Duero y “estrellas gigantes” de Cruz Campo que sirvió para entretener la espera a que la noche se hiciera oscura y comenzar la otra observación, que resultó tan magnífica como la primera.A pesar de que estrenó telescopio nuestra compañera María José, esta vez no se cumplió la frase (mal dicha por cierto) que siempre hay una excepción que confirma la regla.
Aquí van un par de fotos, de la familia y de las “defensas antiaéreas” preparadas para el
combate.









A continuación la versión del anfitrión:
Hola amigos, ya de vuelta de estos días de asueto serrano os dejo aquí la crónica de la magnífica reunión de colegas del pasado Sábado.
Los hechos ocurrieron en el sitio llamado Monte Mateo, una pequeña finca entre las localidades de Navahermosa y Valdelarco.
El día comenzó movidito, tras frugal desayuno de gazpacho y café para aliviar los cuerpos de la ingesta hipercalórica de la noche anterior, Carmelo, Lumbreras, mi hijo y yo hicimos un pequeño recorrido por la zona para comprar jamón en Castaño del Robledo, visitar Fuenteheridos y la magnífica colección arbórea de Villa Onuba y una pequeña paradiña de cariz geológico en la cantera de mármol de Navahermosa. Tras el almuerzo, ya con Puri e Inés hubo que echar una cabezadita.
El primero en aparecer por la tarde fue Diego que vino cargadito de bebestibles fresquitos y a él le siguió María José que venía directa de Sevilla con su flamente adquisición: Un Meade LX 200 de 8" que gracias a las gestiones de Fran Mora le había comprado a Sergio de Palomares. Poco a poco fueron llegando el resto de colegas, Paco Tello y sus choricitos para regar con vinillos tintos, Carlos y su enorme GTL con una nueva motorización. Patricio que fué el encargado de las viandas, Manuel Miguel acompañado de su mujer, sus dos hijos y su alumno Ángel que nos trajeron unos ricos pastelitos y tomates de la huerta de Ángel y finalmente Lori con su hija Natalia.
La plantada de telescopios en el porche de la casa auguraba una buena noche de Astronomía y en tanto se oscurecía el cielo se armó la barbacoa, con Diego y Patricio al frente que no paraban de pasar platos y más platos de ricas carnes y embutidos, mientras el amigo Lumbreras nos deleitaba con un vespertino concierto de violín armado de un cuchillo jamonero por arco y una rica paletilla por instrumento. A todo esto esto mi hijo Eduardo se empeñaba en regar al personal con la manguera para que estuvieran fresquitos.
Ya entrada la noche comenzamos la observación y aquí ya el trasiego de telesco en telesco y un ¡¡Guau!!que bonito por aquí y fíjate que maravilla por allá y el LX200 que lo pillaba todo y el GTL que por fín andaba y Patricio enseñandole dobles a Lori, y Lumbreras que le colocó un binovue a su C11 y nos dejó a todos asombrados y entre col y col un cubatita y Manuel Miguel ejerciendo de profe enseñando a los más jóvenes, y Eduardillo tirando de los cables y poniendo de los nervios al personal, y el LX200 que perdió la alineación y se puso pesadito y Puri que flipaba con los objetos que le poníamos a tiro e Inés que estuvo charlando toda la noche hasta altísimas horas y Carmelo que se las tuvo con su telesco y Paco Tello de aquí para allá con su cámara y qué me decís de Diego echado en la tumbona contando Perseidas y, y, y.... y así toda la noche.
Creo que fue una noche inolvidable de astronomía y buen rollito y espero que se repita al menos una vez al año. Algunos colegas hicieron fotos y las colgarán en breve.
PS: La última en abandonar la nave fue María José que se marchó ya con las primeras luces del alba ( eso sí que es tomar la afición con fuerza, jejeje)
EFE
Y en esta última foto, el socio más joven de la asociación ya sabe desempeñar funciones de montaje.

5 comentarios:

Diego Chencho dijo...

hasta parece por la cronica que nos lo pasamos bien .... jejejej
saludos y agradeceros el trabajo de amntener el blog actualizado y ameno :)

fuentesal dijo...

Jejeje, me se yo de uno que se la pasó tumbado...

buenamusa dijo...

Que rrrrrico el JAMON !!!!!!!!!!!

Carmelo dijo...

Probando probando aqui la nasa

moriarty dijo...

Y no nos olvidemos de la sesión zahorí que tuvimos la mañana del domingo con las varillas de Jose!! Fue un finde muy completito. Gracias a todos por hacerlo así.