viernes, 19 de julio de 2013

MEMORIAL ASTRONÓMICO EDUARDO FUENTESAL


El próximo día 23 de julio de 2013 se cumplirán 8 meses que nos falta nuestro querido amigo y compañero Eduardo Fuentesal Escudero. Sus ojos se cerraron a esta luz terrenal para seguramente abrirse a otra luz  distinta: quién sabe si se encuentra en algún oscuro y asombroso rincón del universo, observándolo todo: cada estrella, cada nebulosa, cada galaxia.
Su ausencia se sobrelleva, pero resulta dolorosa porque las cicatrices que no se ven son las más difíciles de sanar. Le recordamos diariamente y su nombre surge en nuestros labios sin proponérnoslo, especialmente al anochecer cuando se va encendiendo el firmamento y su imagen surge poderosa en nuestra mente tal como si siguiera brindándonos su alegre compañía.
No sabemos a ciencia cierta cuando, donde y de la mano que quien llegó Eduardo a descubrir la astronomía: igual fue de niño o de joven, con su familia o con unos amigos…lo mismo fue en invierno bajo la sombra del gigante Orión o bien en verano una noche en que ” llovían” Perseidas cuando sintió una insuperable atracción por descubrir los tesoros del universo. En el fondo da igual… lo cierto es que se sumergió una y otra noche en los cielos de Huelva apasionadamente, con un entusiasmo siempre renovado, compartiendo sus conocimientos con todos y arrastrándonos a los demás con su inagotable entusiasmo…
Fue un profesional de reconocido prestigio: Licenciado en Psicología, trabajaba en ASPACEHU dedicándose a ayudar a personas con parálisis cerebral; fue un soñador de nuevos horizontes: practicó buceo, montañismo, compuso música electroacústica… hacia las más variadas cosas extraordinariamente bien. Creó el Gazpacho Galáctico y condujo el Podcast. Gustaba de la observación visual con su Dobson de 16” y de la Astrofotografía con un reflector de 10” que moraba en la Cabaña Astronómica de Aljaraque. También persiguió asteroides y cometas desde que el Minor Planet Center le concedió el código MPC:J-32.
Los componentes de la Asociación Astronómica Andrómeda, queremos honrar a nuestro amigo proponiéndoos participar en un sencillo proyecto que venimos gestando desde hace meses al que hemos denominado “Memorial Astronómico Eduardo Fuentesal” y que consistirá  en pasar unas horas juntos bajo las estrellas bien en nuestro lugar habitual de observación (Carril de La Picota-Berrocal) o en otro lugar si los asistentes son muy numerosos, con un programa de observación conjunta que más adelante comunicaremos.


Os presentamos el cartel anunciador: una imagen de la Vía Láctea que viene a representar todo lo bello que pueda haber en el firmamento. Una banda nebulosa que cruza el cielo  y brilla con especial intensidad en  las noches estivales. Nosotros también estamos hechos de ese mismo polvo de estrellas; pertenecemos al mismo Universo y Eduardo Fuentesal sigue vivo en nosotros y en nuestros recuerdos atesorados celosamente como los humanos que somos aunque tengamos vocación de ser eternos e inmortales.

5 comentarios:

Juan Antonio Páez dijo...

Estaremos pendientes de la fecha para asistir y recordar a Eduardo en una noche como las de antaño.

Jesus+Pepa dijo...

Hola Paco, estaremos al tanto, nos gustará asistir y compartir con vosotros este momento.
Un abrazo Jesús y Pepa

Isra dijo...

Paco me he enterado a través de Jesús y Pepa, no dudes que los compañeros de Sevilla estaremos con vosotros parar recordar a Eduardo.

Un abrazo enorme, Isra.

ACOAA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paco Tello dijo...

Gracias por vuestras palabras.
Os tendremos informado.